Skip links

Hablo de mis libros: La matanza del cerdo, Antología de Onyx Editorial

Sinopsis

La primera antología de relatos de temática Thriller. Con el relato ganador de Alicia Gadi “La matanza del cerdo”, os presentamos 8 relatos que no os dejarán indiferentes.

Disfruta de un verano diferente con un poco de misterio.

¿Estás preparado/a?

  • Alicia Gadi: La matanza del cerdo (relato ganador).
  • Arantxa Comes: Dos Balas.
  • Ariadna Soler: La flor del desaparecido.
  • Beatriz Esteban: Louise.
  • Celia Añó: El plagio.
  • Damián Valverde: Dulces sueños.
  • Mary L. Torres: El linaje de la sangre.
  • Paula Peralta: Raíces.

Cuál fue la premisa del concurso y de dónde nació mi idea

Relatos thriller. Un género que, hasta ese momento, me era del todo desconocido. Tenía que escribir un relato en un género que jamás había escrito, pero esa era la gracia del concurso, a mi parecer. Hubiera sido demasiado fácil presentarme a un concurso de un género que ya controlaba o del que, al menos, había escrito algo, ¿no?

Mi relato se titula El linaje de la sangre y la idea en sí nació en el 2014. Tal cual. Me presenté a un concurso en el 2018 con una idea que ya llevaba conmigo unos cuatro años. En realidad, la trama estaba pensada para ser una novela corta. Pero no me había visto con fuerzas para escribirla hasta que alguien me avisó del concurso de Onyx Editorial. Es más, mientras iba leyendo las bases, iba viendo a todos los personajes que creé en su día: a Casey, a Ishbel, a Raghnall Ruan y a todos los demás. Incluso a los que ni siquiera terminé incluyendo y que tenían su parte en la historia.

Cuando comencé a escribir el relato, las primeras líneas me salieron solas. De hecho, escribí gran parte del mismo en una tarde. Me picaban las yemas de los dedos y me sentí genial cuando terminé mi primera sesión de escritura y me di cuenta de que había escrito casi el relato completo. Tengo que reconocer que tuve que investigar un poco sobre las características concretas del género y también reconozco que sabía, desde el primer momento, que la historia se me escapaba un poco del mismo.

Pero llevaba tanto tiempo sin escribir, tanto tiempo sin publicar nada, sin compartir nada, que no quise olvidarme del concurso. Y probé suerte.

Mis sentimientos al quedar finalista

Qué sorpresa la mía al recibir un correo de la editorial en el que me avisaban de haber quedado finalista en el concurso. No había ganado, pero quedar finalista para mí había sido como ganar. Recuerdo que recibí el correo un lunes, así que se me alegró toda la semana. Sabía que a mi relato le quedaba bastante para llegar a mi estilo de escritura, a como lo había hecho antes. Pero me sentí orgullosa de mí misma en ese momento (no, no me lo digas, que sí que está bien sentirse orgullosa de una misma de vez en cuando, ¡te lo juro!).

Además, era la primera vez en mi vida que participaba en un concurso literario, así que era un doble premio para mí.
Recuerdo que leí el correo en el trabajo. Recuerdo que uno de mis jefes tenía una reunión en ese momento y que luego me preguntó quién había chillado de esa manera mientras él hablaba con un cliente. Recuerdo que la gente a mi alrededor se alegró por mí (y seguro que también se rieron un poco de mi reacción, que no soy tonta) y que me felicitaron porque siempre estaban al tanto de lo que escribía y les había contado que había participado en ese concurso.

Me sentía eufórica. En serio. Era solo un concurso, pero para mi carrera de escritora había sido un subidón de adrenalina increíble. Me motivó a seguir escribiendo ese año, cosa que me hacía mucha falta. Así que El linaje de la sangre quedó envuelto en una capa bien gruesa de agradecimiento. Le di las gracias a cada uno de los personajes por haberme ayudado, no a ganar, ni a quedar finalista, sino a recuperar algo que siempre me había gustado tanto: la escritura.

Dónde hacerse con la antología

Vale, me enrollo como las persianas. Lo sabes tú, lo sé yo y lo sabe todo el mundo. Pero tenía este artículo pendiente desde hacía demasiado tiempo y ya se lo debía (al blog, a la antología y a mí misma).

Puedes comprar La matanza del cerdo a través de la página web de la propia editorial o a través de Amazon tanto en formato físico como digital. Yo no recibo ni un céntimo por ella, pero me enorgullece decir que, gracias a la temática del relato de Alicia Gadi (relato ganador y que le da nombre a la antología), parte de los beneficios van destinados a la Fundación Ana Bella que lucha contra la violencia machista.

Así que no dudes en darle una oportunidad a esta antología de miedo, sobre todo ahora que empieza el calorcito y se nos van antojando lecturas un poco más ligeras. Te prometo que los relatos de cada uno de mis compañeros harán que se te ponga la piel de gallina.

¿Quieres seguir leyendo algunos artículos en mi blog? Entonces pásate por el artículo donde te cuento cómo es vivir dentro de tu propio mundo como escritor o por qué no es tan sano ponerte 100 objetivos para este 2020. Y, si lo que quieres es un artículo similar a este donde te hablo sobre la publicación de alguno de mis libros, entonces pásate por aquí, para leer un poco sobre mi novela corta Rosa invernal.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

¡Tengo un montón de contenido exclusivo para ti!

¿Quieres recibir en tu bandeja de entrada mi checklist para una web correcta? Me gustaría tener tu permiso para mandarte un artículo privado y especial una vez al mes y hacerte llegar todo el contenido gratuito y exclusivo que quiero diseñar especialmente para ti. ¡Prometo no mandarte publicidad desagradable! ¿Te he convencido?
¡Suscríbete!

¡Deja un comentario!

  1. Me leí la Antología y me pareció genial, a pesar de que el género no es lo que mas me guste leer. Debo decir que leer tan buenos relatos escritos por gente joven me llenó de orgullo ajeno. Comparto también la recomendación de Mary de que le den una oportunidad a la Antología si aún no la han leído.