Skip links

Cuando la vida te hace replantearte todo

Este artículo tiene el título de ir a ser muy chungo, pero en realidad esa no es para nada mi intención. A veces pasan cosas en la vida y los planes se ven, de hoy a mañana, completamente al revés. Hoy quiero hablarte de eso y de mi ausencia en el blog y por redes sociales (que todavía me dura) y olvidarme del SEO, las palabras clave y la longitud del artículo (incluso aunque el blog sea relativamente nuevo).

El primer artículo que me permití escribir hablaba sobre cómo había sido mi 2019 y lo que esperaba del 2020. Desde entonces ha llovido mucho, pero hay algunas cosas que no han cambiado. Este año está siendo muy peculiar, no nos engañemos. Y, a pesar de todo lo que está pasando alrededor del mundo, tengo que decirte que este año está siendo mucho mejor que el pasado y que no lo cambiaría por nada del mundo. El primer motivo y el que más ocupada me ha tenido hasta ahora (y me va a seguir teniendo), es que voy a ser mamá a principios del 2021.

Escribir, leer, el diseño y la organización siguen siendo mis pasiones pero, por el momento, no son mi absoluta prioridad. A pesar de ello, intento no perderlas, ya que terminaría perdiéndome a mí misma otra vez.

He vuelto a leer las cosas que quería conseguir en este año y he de reconocerte que no me he sentido decepcionada por no haber conseguido ninguna de ellas (o tenerlas a medias). ¡Al contrario! Me ha dado un subidón de alegría (quizás sean las hormonas, una nunca sabe). Me he quedado pensando que todavía tengo 3 hermosos meses en este año para terminar de escribir mi proyecto actual y seguir llevando hacia adelante la autopublicación de mi segunda novela Rosa Invernal (de la que te hablaré más adelante, cuando tenga una fecha concreta, junto a otras sorpresas) y para combinar estos dos proyectos con otras pasiones que he re-descubierto para mí misma este año (como por ejemplo coser).

Voy a intentar volver a mis raíces y a mis rutinas, poco a poco y con calma, porque lo que he estado haciendo aquí me gusta mucho. Así que cuéntame, si te apetece, sobre qué temas te gustaría que trate más adelante aquí en el blog (sobre diseño para escritoras, por ejemplo: si necesitas consejitos que te ayuden con tu web o cómo tener una marca personal potente, por ejemplo).

Por lo demás, discúlpame por hacer una entrada tan egocéntrica. En algún momento te dije que intentaría que no fueran muchas pero, no te voy a mentir, a veces es un bálsamo para el alma.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

¡Tengo un montón de contenido exclusivo para ti!

¿Quieres recibir en tu bandeja de entrada mi checklist para una web correcta? Me gustaría tener tu permiso para mandarte un artículo privado y especial una vez al mes y hacerte llegar todo el contenido gratuito y exclusivo que quiero diseñar especialmente para ti. ¡Prometo no mandarte publicidad desagradable! ¿Te he convencido?
¡Suscríbete!

¡Deja un comentario!

  1. Es cierto que la vida hay que replantearsela muchas veces. Unos proyectos se realentizan, surgen otros nuevos, hay que hacer cambios en otros. Es parte de la vida, pero lo importante es no parar. Siempre a por más y mejor, estableciendo prioridades. Felicidades porque el este período te ha traído la tarea mas hermosa que un ser humano podría tener: dar vida a otra vida. Sigue adelante camino al sol. Muchos otros te seguimos como tu sombra. Besitos preciosa.