Skip links

Cierre del año 2020: mirando mi año en retrospectiva

De alguna manera tengo que darle un cierre al 2020. Según el blog hace casi tres meses que no publico ningún artículo. Este año me propuse ser algo más constante con lo que publicaba, terminé de diseñar una web completamente nueva que me sigue encantando y he intentado darle un empujón a mi cuenta de Instagram. Pero a veces, como puedes leer en mi último artículo publicado, la vida te da un tortazo y te hace replantearte muchas cosas.

Por eso quiero utilizar el primer artículo del 2021 para darle un cierre a un año tan difícil y hermoso a la vez.

Todo un año por delante con muchísimas posibilidades

El 2020 nos dio tanto a mi pareja como a mí la mayor de las sorpresas (para la que, lo reconozco, no estaba preparada) y es que a principios del 2021 vamos a ser papás. En lo personal para mí significó, durante algunos días, una brecha en mi vida que lo removió todo: destruyó planes a corto plazo de un único plumazo y me dio durante un tiempo la mayor de las inseguridades que he sentido nunca. Pero esta situación no se alargó más de dos semanas. Dos semanas que pasé muy triste y de muy mal humor porque ¿cómo podría haberme pasado a mí algo así?

¿Y por qué te cuento esto? Porque de toda situación que nos parece agobiante y nos remueve la vida, también se sacan cosas muy buenas. En mi caso y en primer lugar, fue alegrarme de algo que siempre había deseado: el ser mamá. Por otro lado, mi situación laboral la veía un poco incierta y eso era lo que más me molestaba. Así que comencé a pensar. He trabajado todo el 2020 en un lugar donde no me siento a gusto, haciendo tareas que no me hacen feliz. Y entonces: ¿por qué no usar esta nueva situación, este nuevo año 2021 para ponerme nuevas metas y probar nuevos límites?

Descubrirme a mí misma y hacer algo que me haga verdaderamente feliz. Esa es mi meta laboral para el 2021 y para ello tengo un año entero por delante cargado de muchísimas posibilidades.

Mis objetivos para el 2021

¿Qué si me he puesto objetivos? Sí, como todos los años, me los he puesto. Pero son pocos (muy pocos) y van distribuidos a la par entre tiempo de calidad con mi familia, creatividad, salud mental y ámbito laboral.

Quiero concentrarme una vez más en emprender, pero esta vez más concentrada. Tengo decenas de ideas que desarrollar e implementar y muchísimas ganas. Por supuesto, sé que no será fácil y que no voy a conseguir todo lo que me he propuesto. Pero no me importa. Y este es el lugar donde quiero decirte algo que, quién sabe, a lo mejor necesitas escuchar: si estás trabajando en algo que te hace feliz pero todavía no ves los frutos, por favor, no desesperes. Lo estás haciendo y estás trabajando en ello. Todo proyecto necesita tiempo para crecer.

Sé que te estoy hablando de objetivos poco concretos, pero créeme cuando te digo que todavía estoy trabajando en ellos (en hacerlos más concretos, en darles forma y crear un plan de acción). Y esta vez quiero darme el tiempo de encontrar lo que de verdad me hace feliz.

¿Qué significa todo esto para ti como lectora de mi blog?

¡Significa que este año quiero pasar mucho más tiempo contigo aquí, en mi casita virtual! Sí, sí, has leído bien. Y sé que también quería pasar ese tiempo contigo en el 2020, pero a veces una tiene sus planes y el destino tiene unos planes un poquito diferentes.

Este año me gustaría ofrecerte mucho más conocimiento y escribir artículos cada dos semanas sobre diseño web, editorial, imagen corporativa y marca de escritora. El diseño es mi profesión y mi pasión desde que tengo uso de razón y precisamente por ello quiero ofrecerte todo mi conocimiento y aprender todo lo que pueda de ti. Me gustaría crear descargables útiles que puedas usar en tu carrera como escritora y en el diseño de tu blog y tus redes sociales.

Y por eso, en este punto, me encantaría pedirte tu ayuda. Si existe algún tema sobre el que deseas aprender (si necesitas ayuda con el diseño de tu página web de escritora, con tus redes sociales, con el diseño y la maquetación de tu libro) o sobre el que requieres más información, coméntamelo en los comentarios. De esta manera podré crear contenido de calidad que pueda ayudarte de verdad.

 

Y si quieres ir calentando motores hasta el siguiente artículo en dos semanas, puedes pasarte por aquí, donde te hablo de por qué es importante tener una página web si eres escritora. O por este otro artículo donde te cuento por qué creo que te interesa saber de diseño aunque tú seas escritora.

Y si deseas planificarte mejor con el contenido de tu blog en el 2021 te recomiendo que te descargues mi calendario editorial gratuito para ponerte manos a la obra.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

¡Tengo un montón de contenido exclusivo para ti!

¿Quieres recibir en tu bandeja de entrada mi checklist para una web correcta? Me gustaría tener tu permiso para mandarte un artículo privado y especial una vez al mes y hacerte llegar todo el contenido gratuito y exclusivo que quiero diseñar especialmente para ti. ¡Prometo no mandarte publicidad desagradable! ¿Te he convencido?

Por favor, selecciona la opción con la que quieres que me ponga en contacto contigo:

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento haciendo click en el enlace en la parte inferior de mis correos.

Deja tu comentario

  1. Me alegra muchísimo leer que estás feliz con el cambio de vida que pronto se avecina y sobre todo que a pesar de lo que significa ser madre, no dejas de lado tu pasión por el diseño y la escritura y que sigues generando ideas para aportar a los que te siguen y de los que también puedes aprender. Yo no pertenezco al mundo del diseño, pero soy una lectora apasionada y me alegraría mucho poder seguir deleitándome pronto con alguna nueva novela. Enhorabuena y muchos éxitos.