Skip links

Por qué decidí casarme con el diseño

Puede que este artículo pueda parecer, de nuevo, algo más bien personal. Pero mi intención no es esa. Al menos no al 100%. En otras ocasiones te he hablado de por qué es importante que sepas de diseño aunque tú seas escritora. Hoy, mi objetivo es darte las bases de por qué el diseño es algo de lo que todos deberíamos de tener conocimientos básicos. Yo decidí casarme con el diseño a una edad muy temprana, pero de la misma manera fui aprendiendo durante los años que el “diseño” como categoría general, es tan grande y diverso como la propia raza humana.

Cuándo supe que quería dedicarme al diseño

Me hago a mí misma esta pregunta porque me encanta contestarla, la verdad. La primera vez que dije que quería ser diseñadora no tenía más de 5 ó 6 años edad. Por aquel entonces quería ser diseñadora de moda. Me pasaba el día dibujando vestidos y ropa. Sin embargo, poco tiempo después me di cuenta de que, a pesar de que era muy divertido diseñar todas estas prendas e imaginarlas terminadas, yo quería hacer algo que fuera más importante. Algo que siguiera siendo diseño, pero que ayudara en el día a día.

Comencé a decir entonces que quería dedicarme al diseño a secas. Ya no hablaba de vestidos, aunque seguía dibujándolos. Mientras estaba cursando bachiller, una profesora me hizo el comentario de “tú vas para diseñadora gráfica, pero de cabeza” y eso se me quedó grabado a fuego. En un primer momento me alegré de que me dijera eso. Yo no quería estudiar Bellas Artes, ni Publicidad, ni Marketing, ni nada por el estilo. Para mí, lo único que contaba era el diseño. Todavía como categoría general. Así que comencé a investigar. Qué tipos de diseño había. Cuáles eran las salidas. Qué se podía estudiar y qué no.

Y me di cuenta, de repente, de que el diseño está en todos los aspectos de nuestras vidas. Ese descubrimiento me cambió por completo y me hizo arder más todavía por lo que siempre había dicho que era mi vocación. Por aquel entonces ya sabía que quería marcharme a estudiar al extranjero (a Alemania, para ser más concretos, donde vivo desde el 2011), por lo que no estaba del todo segura de cuáles serían las posibilidades en otro país. Y, a pesar de ello, me dije que no podía haber tanta diferencia. Al fin y al cabo, el diseño era importante en todo lo que hacíamos en nuestro día a día.

El diseño gráfico como parte de nuestras carreras como escritoras
Foto por Lisa Fotios

El diseño gráfico como parte de nuestras carreras como escritoras

Cualquier mueble en nuestro piso ha sido diseñado para que no solo sea funcional, sino también bonito. Los motivos de nuestras cortinas también son diseñados para que podamos elegir entre una enorme variedad. Los cuadros en nuestra pared. Los libros de nuestras estanterías. Las casas en las que vivimos. La ropa que nos ponemos.

Cualquier cosa que podamos coger en nuestra mano ha pasado por varias variantes del diseño para que sea funcional y, además, nos guste.

De la misma manera en la que los libros que tanto amamos y tanto nos gusta escribir, han sido diseñados. A veces con más mimo, a veces, con menos. Pero esa no es la cuestión.

El diseño editorial es un mundo por sí mismo. Pero es una parte muy importante a la hora de crear un libro. Sé que todavía existen muchos escritores que dicen que, al final, lo que importa, es la historia en sí. Y no estoy en desacuerdo con esto. También tengo que decirte (y reconocerme una y otra vez) que, nos guste más o menos, la historia primero nos entrará por los ojos y por la sinopsis. Si nos gusta el diseño de la cubierta, le daremos la vuelta y leeremos de qué va. Y si nos gusta la premisa, compraremos el libro. No quiero desanimarte. Solo quiero dejar bien claro lo importante que es invertir, en caso de que no podamos hacerlo nosotros mismos de forma profesional, en un buen diseñador para la portada y la maquetación interior. A veces nosotras no podemos ocuparnos de todo.

Solo basta con ir a una librería a echar un ojo. Lo primero que vemos son las portadas de todos los libros que tienen, ya sea en las estanterías o en las mesas de novedades. Con un poco de suerte, algún cartel que lo publicite con una cita de algún otro autor, una banda alrededor de la portada que nos de información extra y poco más. Lo que significa que, en primer lugar, el libro te entrará por los ojos. Y, en segundo lugar, leerás de qué va. Justamente a esto es a lo que me refiero.

Por qué insisto en que es importante que sepas sobre diseño

Creo que, llegados a este punto, ya tendrás algo más claro por qué siempre insisto en que es importante que sepas algo sobre diseño. En este caso, de diseño editorial (también puede aplicarse al diseño web para tu página de escritora o de diseño gráfico para tu marca personal). No te preocupes, no te estoy diciendo que tengas que estudiar una carrera nueva desde cero solo para ocuparte del diseño de tus libros. Pero sí que es aconsejable que conozcas al menos lo básico y no tanto para que tú misma diseñes (delegar algunas tareas también da vida y salud), sino para que sepas diferenciar entre un buen diseñador y uno que no lo es tanto. Así tendrás las ideas mucho más claras y serás capaz de comunicarte con tu diseñador de una manera rápida y eficiente. ¡Adoramos los clientes que saben lo que quieren, te lo aseguro!

Es algo complicado enumerar todos los puntos positivos que tendría en la relación con tu diseñador que tú misma supieras al menos lo básico sobre diseño. Pero, como dije más arriba, lo primero que se facilita es la comunicación.

A mí hay algo que me gusta mucho hacer en cuanto puedo y lo realizo como ejercicio práctico para, también, mantenerme al tanto de las novedades (y de lo que está de moda en el momento o más gusta). Y es pasearme por algunas librerías. No voy a comprar libros (aunque no te miento, siempre cae alguno). En primer lugar, voy a verlos. Veo las portadas de diferentes géneros e intento encontrar los conectores. Qué suele representar a la romántica, qué elementos pertenecen a la fantasía, qué caracteriza a las portadas de ciencia ficción. Inténtalo, te aseguro que encontrarás mucha información e inspiración.

 

Lo sé, soy insoportable con este tema. Pero todo lo que te cuento, lo hago desde mi experiencia personal (y de haber trabajado con muchos clientes que no tienen ni la más remota idea de lo que hago, ni de lo que quieren, pero que lo quieren ya y a los que resulta a veces imposible complacer). Por eso, si quieres seguir leyendo algunos otros motivos por los que te interesa saber de diseño, te recomiendo que leas el artículo donde te ofrezco varios de ellos. Y, si te interesa, también puedes leer los 4 libros que leí antes y después de autopublicar y averiguar cómo me ayudaron.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

¡Tengo un montón de contenido exclusivo para ti!

¿Quieres recibir en tu bandeja de entrada mi checklist para una web correcta? Me gustaría tener tu permiso para mandarte un artículo privado y especial una vez al mes y hacerte llegar todo el contenido gratuito y exclusivo que quiero diseñar especialmente para ti. ¡Prometo no mandarte publicidad desagradable! ¿Te he convencido?

Por favor, selecciona la opción con la que quieres que me ponga en contacto contigo:

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento haciendo click en el enlace en la parte inferior de mis correos.

Leave a comment